Buñuelos

BUÑUELOS DE CUARESMA

Con la llegada del “Miércoles de Ceniza” da comienzo el tiempo de cuaresma y con ello la tradición de degustar los exquisitos buñuelos, que durará hasta finalizar este periodo de tiempo.

Los buñuelos pueden ser de los denominados de viento, o como en este caso de masa fermentada y conocidos también como del Ampurdán.

INGREDIENTES

  • Harina media fuerza (W300 – 330) 1000 gr
  • Azúcar                                                        125 gr
  • Sal                                                                 15 gr
  • Mantequilla                                               80 gr
  • Huevos                                                      350 gr
  • Matalauva molida                                    30 gr
  • Levadura prensada                                  40 gr
  • Agua +-                                                     250 gr

 

ELABORACIÓN

 Amasar todos los ingredientes exceptuando una pequeña parte de los huevos, que los incorporaremos poco a poco cuando la masa comience a estar ligada, consiguiendo con ello un amasado más rápido.

Continuar trabando la masa hasta conseguir una textura más bien blanda y con no demasiada elasticidad.

Temperatura aconsejada de la masa: 26ºC

Extender la masa sobre una mesa aceitada y cortar porciones para estirar en forma de bastón y cortar trozos de aproximadamente 15 gramos.

Se bolearán y depositarán en bandejas aceitadas.

Dejar fermentar para freír con abundante aceite.

Antes de echarlos al aceite, se tomarán con el dedo índice y pulgar para producir un orificio central, que dará la forma de rosquilla.

Temperatura del aceite 180ºC

Una vez dorados, por un lado, se girarán para completar su fritura.

Se depositarán en un recipiente y en caliente mojarán con anís, para posteriormente rebozarlos en azúcar grano, pudiéndose posteriormente si se prefiere, con azúcar lustre o molido.

Buñuelos proceso